miércoles, 22 de febrero de 2017

Pollo asado (en bolsa)


Si te va lo práctico este es tu pollo.

No ensucias, apenas te tienes que preocupar de él y lo más importante queda muy jugoso.

Puedes aprovechar la parte de abajo para asar unas patatas cuando el pollo lleve más o menos la mitad de tiempo en el horno.






 Necesitarás:

. Un pollo de campo
. Dos limones
. Mezcla de especias para pollo asado (pimienta, pimentón, mejorana, romero, nuez moscada)
. Cuatro dientes de ajo
. Aceite de oliva
. Sal
. Una bolsa de asar

Así se hace:

Precalienta el horno a 180º calor arriba y abajo.

Lava bien uno de los limones, corta en cuatro y mételos por el culo del pollo (no encuentro otra forma más fina de decirlo...) Chafa los dientes de ajo y los metes por el mismo sitio. Aprovecha para salar un poco por dentro.

En un vaso echa un dedo de aceite, el zumo del otro limón, un par de cucharadas de especias y la sal.

Con una brocha de cocina pinta el pollo muy bien, por delante y por detrás.

Introduce en la bolsa de asar, cierra bien con la brida y coloca boca arriba en una fuente de horno.

Pincha la bolsa por arriba tres o cuatro veces y mete en el horno durante una hora a 180º y otra media hora más a 220/240º depende un poco de tu horno.

El mío está más loco que su dueña.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me interesa tu opinión, el que escucha aprende.