martes, 10 de abril de 2012

Torrijas con leche de avena.

Soy consciente de que es un poco tarde para publicar las torrijas, a estas alturas ya os habréis comido más de una, pero las mías son un poco diferentes. Y a nadie le amarga un dulce pillines..







Necesitamos:

. 1 litro de leche de avena
. 4 cucharadas soperas de azúcar moreno
. 2 palos de canela
. 2 huevos
. La piel de una naranja (o limón)
. 2 barras de pan casero (duro, que tenga 2 o 3 días)
. Aceite de oliva, azúcar y canela en polvo

Así se hace:

1. Pon a hervir la leche con el azúcar, los palos de canela y la piel de naranja. Cuando rompa a hervir aparta y deja que entibie un poco.

2. Corta el pan en rebanadas y remoja en la leche, que se empapen bien sin que lleguen a deshacerse.

3. Bate los huevos. Pasa el pan por el huevo batido y fríe en abundante aceite hasta que estén doradas.

4. Prepara un plato con azúcar y canela. Pasa las torrijas por la mezcla y listas.

* Están más buenas al día siguiente, el azúcar se derrite...

2 comentarios:

  1. Nunca es tarde para tomarse una buena torrija como las tuyas. Besos.

    ResponderEliminar
  2. Si mi familia las pilla les da igual que haya pasado la Semana Santa, que se hayan comido tres kilos....vaya pinta.

    ResponderEliminar

Me interesa tu opinión, el que escucha aprende.