miércoles, 30 de septiembre de 2015

Pasta al pesto de almendras

Cuando digo que no me apetece cocinar casi nadie me cree...

"Pero si a ti te encanta cocinar", me dicen.

No tengo claro si es una suerte o una desgracia pero para casi todo en la vida me mueven mis emociones.

 Mujer de extremos, o cocino como una posesa, o vivo de mi congelador
 (y los tuppers de mi santa madre).

Esta receta es perfecta para "cocineros emocionales" como yo, hoy no habia ganas...

(Estaban de muerte, mi hermana ha dado buena fe)











Necesitarás:
(para dos raciones)

. 150g de pasta de buena calidad
. Un diente de ajo
. Diez hojas de albahaca 
. Cuatro cucharadas soperas de aceite de oliva
. Dos cucharadas soperas de parmesano rallado
. Un puñado de almendras tostadas (sin piel)


Así se hace:

Hierve la pasta al dente y reserva un poco del agua de cocción.

Escalda el diente de ajo y ponlo en el vaso de la batidora.
Escalda las hojas de albahaca, escurre bien y al vaso.
Añade el aceite, las almendras y el parmesano.
Tritura pero que quede basto, con trocitos.

Vierte la pasta en una fuente (procura que esté caliente) y añade un poco del agua que habíamos reservado, remueve y añade el pesto mezclando muy muy bien.

Sirve con una nube de parmesano por encima.

*Añadir el agua de cocción hace que la pasta se suelte y quede más mantecosa.



2 comentarios:

  1. Jajajaj creo que me pasa lo m ismo ehh tanto en lo emocional como en que todo el mundo cree que siempre estoy deseando estar entre fogones y no, hay veces que el cuerpo te pide descansars o simplemente no tienes el tiempo necesario... Esta pasta fantástica y rápida.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para momentos chungos, recetas rápidas.
      Pero no por ello menos buenas...

      Besos.

      Eliminar

Me interesa tu opinión, el que escucha aprende.