lunes, 2 de junio de 2014

Sepia al horno.

Admiro a esas personas que entran en un súper y salen con toooooda su compra hecha y a casa.

Yo, no puedo. Soy incapaz de comprar carne, pescado, fruta o verduras en un super. Lo siento, me sabe todo a porexpan. Con lo cual, tardo una eternidad en llenar mi despensa.

Tampoco tiene comparación el trato de tú a tú que tienes en los mercados, que queréis que os diga...
Todo este rollo os lo suelto para contaros que yo antes no hacía sepia al horno porque salía como una zapatilla, incomestible. Hasta que Jacinto, mi pescadero de cabecera me dio un truco, uno de tantos...

Tan simple como darle la vuelta dos o tres veces mientras se está horneando.


























Necesitamos:
(para dos personas)

. Dos sepias medianas
. Dos patatas medianas
. Dos dientes de ajos
. Medio vaso de vino blanco
. Aceite de oliva
. Sal, pimienta y orégano


Así se hace;


1. Precalienta el horno a 200º.

2. Lava muy bien las patatas y sin quitarles la piel córtalas en rodajas de 1/2 cm. Cubre el fondo de la bandeja del horno con ellas. Coloca encima las sepias

3. En un vaso mezcla dos dedos de aceite, el ajo picado, la pimienta,el orégano y el vino. Bate para que se mezcle bien  y cubre repartiendo bien las sepias y las patatas.

4. Hornea durante unos 30/40 minutos. Recuerda darle la vuelta a las sepias un par de veces para que salgan tiernas.














No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Me interesa tu opinión, el que escucha aprende.