martes, 13 de mayo de 2014

Snickerdoodles (galletas de canela)

Mi hijo, que me conoce muy bien, me regaló un libro de cocina el día de la madre. 

Objetivo: Galleta perfecta, de la archiconocida Alma Obregón.

Mi fuerte no son las galletas, así que empecé por la receta que me parecía más fácil.
Y ha resultado que están rebuenas, vamos que duraron menos que un capítulo de Monster high...


























Necesitamos:
(para unas 30 galletas)

. 115g de mantequilla a temperatura ambiente
. 120g azúcar blanco, más dos cucharadas
. 40g de azúcar de caña integral
. 225g de harina
. 1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
. 1 huevo
. 2 cucharadas de canela

Así se hace:

1. Precalienta el horno a 180º, calor arriba y abajo. Tamiza la harina con una cucharada de canela y el bicarbonato y reserva.

2. Bate la mantequilla junto con los azúcares hasta que se integren bien y la mantequilla se aclare. Añade el huevo y bate de nuevo.

3. Añade la harina poco a poco, batiendo a velocidad mínima. Cuando la masa esté lisa y homogénea, la pasas a un bol y refrigeras durante 20 minutos.

4. Prepara dos bandejas con papel de horno. Mezcla en un bol las dos cucharadas de azúcar y la cucharada de canela. Coge porciones de masa del tamaño de una cucharada sopera, forma bolitas y las rebozas por la mezcla de azúcar.

5. Las colocas en las bandejas (tal cual, sin aplastar), dejando un poco de espacio entre ellas. Hornea a 180º durante unos 12 minutos o hasta que se agrieten por los lados.

*Alma en su libro las hace más grandes, yo las prefiero así, de bocado.
*Deja que se templen en la bandeja y luego sobre una rejilla.
*Se conservan de maravilla en una lata, si es que te duran...




2 comentarios:

  1. Que ricas...,en mi casa hacemos galletas,y estas ya te aseguro yo que no duran ni un suspiro:-)
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miriam!
      Pues si os gustan las galletas, estas os van a encantar. Están ricas solas, y con un café con leche ya...

      Eliminar

Me interesa tu opinión, el que escucha aprende.