miércoles, 13 de junio de 2012

Gazpacho andaluz con sandía. (Ligero)

Con estos calores lo único que apetece es beber cosas que nos refresquen un poco y si además nos dan un subidón de vitaminas mejor.
Si estáis con la operación bikini o bañador tranquilos, es ligero ya que no lleva pan y le pongo muy poquito aceite. 
La sandía no endulza, le quita acidez y lo suaviza mucho. Podéis adaptarlo a vuestros gustos añadiendo ajo o más vinagre si os gusta el "gazpachoparamachos". Eso sí, buena materia prima por favor!





Necesitamos:


. 600g de tomates maduros
. 400g de sandía (limpia)
. Una cebolleta pequeña
. Medio pepino
. Medio pimiento italiano
. 30ml de aceite de oliva
. Una cucharada de buen vinagre
. Sal al gusto
. Agua fría, cantidad según gustos



Así se hace:


1. Dispón en un bol los tomates, la sandía, la cebolla, el pimiento y el pepino. Tritura hasta que quede fino, añade el aceite, la sal y el vinagre y mezcla.

2. Agrega el agua fría a tu gusto, según si te gusta más o menos espeso.

* Sugerencias:
. Puedes colarlo si no te ha quedado demasiado fino.
. A la hora de presentarlo acompaña de cuadraditos de pan frito, pepino, jamón serrano,huevo duro...

5 comentarios:

  1. nunca habia escuchado el gazpacho mezclado con sandia!!menuda mezcla!!,habra que probarlo!!,acavo de descubrir tu blog y me a hecho gracia como lo has titulado,me encanta la serie de mujeres desesperadas y bree,me encanta!!,bueno a lo que voy...me quedo como seguidora tuya,te invito a que te pases por mis blogs!un saludo

    ResponderEliminar
  2. Lo probé el año pasado y me encantó. Por cierto, me quedo por tu cocina cotilleándote y me ha parecido de lo más original el título!

    besos

    ResponderEliminar
  3. Queda muy rico este gazpacho y muy ligero, vamos que para la operación bikini es ideal.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Pero qué buena pinta toooooooooodas tus recetas!!!!
    Me apunto pero ya!

    ResponderEliminar
  5. En vez de agua añadir sandia pasada por el chino

    ResponderEliminar

Me interesa tu opinión, el que escucha aprende.