jueves, 12 de enero de 2012

Pechugas de pollo "Ou Vira".

Esta receta es un homenaje a una gran mujer, mi abuela. Toda la vida ha hecho ésta receta una vez por semana, acompañada de muchas patatas fritas si sus nietos se lo pedíamos. Mi versión es un poco más sana, con puré de patatas.
Hablo de ella en pasado porque es muy mayor y ya no puede cocinar, pero sigue con nosotros, sigue hablando en portugués y riéndose de la vida. ¡Va por ti Nati!

                                                (Fotografía, Gelete)
Necesitamos:

-Medio kilo de pechugas de pollo.
-Una cebolla morada.
-Cuatro dientes de ajo.
-Un vaso de vino blanco.
-Aceite,sal y pimienta.

Para el puré:

-Cuatro patatas medianas.
-Medio vaso de leche.
-Una yema de huevo.
-Nuez moscada.
-Aceite y sal.

Así se hace:

1. Lava, pela y trocea las patatas, las pones en una olla con la leche y agua justo hasta cubrirlas. Déjalas hervir unos quince minutos.

2. Pon una sartén con cuatro cucharadas soperas de aceite a calentar. Dora las pechugas y reserva.

3. Corta la cebolla en juliana y dale un golpe a los ajos. Añade al aceite.

4. Cuando esté dorado incorpora de nuevo las pechugas, moja con el vino blanco y pon a fuego fuerte hasta que evapore un poco, más o menos cinco minutos.

5. Aparta del fuego las patatas y bátelas con la batidora, añade aceite al gusto, sal, nuez moscada y la yema de huevo y vuelve a batir.

Aunque parezca increíble por lo simple que parece, te chuparas los dedos!!

6 comentarios:

  1. Doy fe de ello porque las he probado.........pero yo con patatas fritas que me gustan más......y por supuesto las he hecho y mi chico se relamía......

    Nati, gracias por esta receta.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía que pinta tienen!!!!

    ResponderEliminar
  3. Esto es lo que se llama darle tu toque a las recetas. El puré, la presentación. Ole ole y ole. Nati tiene a una justa sucesora.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Chloe, se hace lo que se puede jeje.

    ResponderEliminar
  5. Vaya pinta...cuando lo cocine te diré como esta...porque tiene que estar para chuparse los dedos

    ResponderEliminar
  6. Lo mejor es lo sencillo que es hacerlas y lo buenas que están.

    ResponderEliminar

Me interesa tu opinión, el que escucha aprende.