martes, 31 de enero de 2012

Panecillos con poolish de yogur, (Xabier Barriga).

Que nadie se me asuste con el palabro "poolish", no es más que una masa madre que hace que el pan esté más tierno y más sabroso. Estos panecillos son ideales para merendar o desayunar, tostados están ummmmmm!

* Yo hago trampa, utilizo amasadora... En 10 minutos está amasado, a mano, el doble de tiempo...



Paso a paso para hacer tu propio pan:
. Pesar los ingredientes
. Amasar
. Reposo
. Dividir en porciones
. Dar la forma (panes, barritas...)
. Cocer el pan
. Dejar enfriar en una rejilla

Necesitamos:

Para 30 panecillos pequeños o 15 bocatas                     

Poolish de yogur                                                                             
 . 100g de harina de fuerza                       
 . 100 g de yogur natural                                                        
 . 5 g de levadura fresca                                             
 . Entre 50 y 70 ml de agua
 Masa
. 500 g de harina
. 10 g de sal
. 225 ml de agua
. 5 g de levadura fresca
. 200 g de polish de yogur

Así se hace:

Poolish;
Mezcla el agua con la levadura hasta que se disuelva.
Añade el yogur y remueve.
Añade la harina remueve hasta que la mezcla esté cremosa.
Tapa con un paño humedo y deja fermentar 3 horas a temperatura ambiente o en la nevera hasta el día siguiente.

Masa:
A mano
Pon todos los ingredientes excepto la levadura y el agua en un bol, incorpora el poolish de yogur directamente de la nevera, añade el agua poco a poco.
No pares de mezclar hasta que se haya absorbido toda el agua, descansa 5 minutos.
Pasa la masa a la mesa de trabajo y sigue amasando golpeando la masa y dobla la masa sobre sí misma.
Cuando veas que se rompe, tapa la masa con un paño y descansa otros 10 minutos.
Cuando la masa esté lisa añade la levadura y un poquito de agua en el centro. Amasa hasta que la levadura esté incorporada.
Con amasadora
Pon todos los ingredientes secos en el vaso de la amasadora, amasa a velocidad lenta.
Añade el agua poco a poco, sube un poco la velocidad y amasa durante 8 o 9 minutos, hasta que la masa se despegue de las paredes.

Deja reposar la masa tapada con un paño durante 15 minutos.
Corta piezas de 30 g (bollitos) o 60 g (bocatas) y formas unas bolitas bien redondas y lisas doblando la la masa hacia el centro.
Colócalas en una bandeja de horno, dejando una separación porque al fermentar aumentan.
Tapa con un paño húmedo y deja fermentar 90 minutos en el lugar mas calentito de la cocina.
Precalienta el horno a 250º, pon en el fondo una bandeja pequeña llena de agua para generar vapor.
Antes de hornear, haz un corte a los panecillos con las tijeras y mójalos  con un pulverizador, así quedan más tiernos por fuera.
Cuece el pan durante unos 12 minutos o hasta que estén dorados.

Receta sacada del libro "Pan, hecho en casa" de Xabier Barriga.


                                        

4 comentarios:

  1. Qué delicia!!! ves???? a tí te da pereza la glasa y yo le tengo pánico al pan jajaja
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No vayas a pensar que yo domino el mundo panadero, que vaaaa!
    Me pasa como con las magdalenas, hasta que no me salgan perfectas no voy a parar.
    Un beso Sory y gracias por tus visitas.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho tus recetas y el blog en general, cada vez que tengo un hueco entro y veo tus sugerencias, sigue así. Un beso

    ResponderEliminar
  4. Gracias por tu apoyo anónim@, Un saludo.

    ResponderEliminar

Me interesa tu opinión, el que escucha aprende.