miércoles, 20 de julio de 2016

Arroz con pollo y guisantes

Cuanto más tiempo libre tengo, menos cocino.
Así es una, pura contradicción.

Esta receta es un poco de mi abuela, ella lo preparaba con costillas de cerdo y con mucho mucho ajo, que para eso era extremeña.

Es curioso como un olor te puede llevar a su casa, a su cocina...



























Necesitarás:
(para dos personas)

. 160 g de arroz bomba
. Dos filetes de pechuga de pollo de campo
. Medio vasito de vino blanco
. Un buen puñado de guisantes
. Dos dientes de ajo laminados
. Media cebolla en juliana
. Medio litro de agua
. Azafrán
. Aceite de oliva y sal

Así se hace:
En una cazuela de fondo bajo sofríe la carne retira y reserva.
Dora un poco el ajo y añades la cebolla. Echa el vino y raspa el fondo de la cazuela con una cuchara de madera para soltar el jugo que ha dejado la carne.

Añade el arroz y el azafrán y remueve durante un minuto. A continuación los guisantes y la carne, mezcla y agrega el agua.

Sube a fuego fuerte y cuando rompa a hervir bajas a fuego medio. Hierve unos 20 minutos o hasta que el arroz esté listo. Tiene que quedar meloso.
Deja reposar 5 minutos y sirve.

Con esta receta el blog coge unas vacaciones. 
Feliz verano a todos.





jueves, 7 de julio de 2016

Gratinado de patatas

Supongo que esto es una bomba.
Pero que más da...

Disfrutemos de la vida!



























Necesitarás:

. Dos patatas medianas
. Dos dientes de ajo
. Una rama de romero
. Una rama de tomillo
. 300 ml de nata
. Grana padano o parmesano
. Aceite de oliva
. Pimienta
. Nuez moscada en polvo

Así se hace:

Pon el horno a 220º

Pela y lava las patatas.
Corta en rodajas súper finas (usa mandolina si la tienes) y reserva en agua fría.

En una cazuela fríe los dientes de ajo chafados y las ramas de tomillo y romero.
Añade la nata, la pimienta y la nuez moscada.
Baja el fuego y en un par de minutos lo apartas y dejas que coja sabor.

Escurre muy bien las patatas. En una fuente redonda ve formando capas y salando ligeramente.
Vierte la nata por encima a través de un colador reservando un poco para después.
Tapa con papel de aluminio y hornea durante 40 minutos.

Pasado este tiempo retira el papel, añade el resto de la nata y el queso rallado y hornea hasta que queden doradas.

Deja reposar por lo menos 10 minutos... Que no te pueda el ansia viva.