jueves, 29 de octubre de 2015

Risotto de calabaza y queso azul

Si El comidista fuese un cantante indie, yo sería una groupie enfervorecida .

Me gustan sus recetas, tengo sus libros (bueno, el último no...) ese sentido del humor tan partícular y sobre todo que arriesga y se aleja de las recetas monótonas ...

Así que si él le pone queso azul en lugar de parmesano al risotto pues yo voy y lo pruebo, porque Mikel no puede estar equivocado.

Una vez más, ha acertado. Altamente recomendeibol y con arroz bomba, o como él dice normale e corrente,  para que no tengamos excusas.

*He variado un par de cosas para adaptarlas a nuestro gusto.


























Necesitarás:
(para dos personas)

. 150 g de arroz bomba
. 200 g de calabaza
. Media cebolla
. Medio litro de agua, más o menos
. Una hoja de laurel
. Un diente de ajo
. Una cucharada sopera de queso crema
. Un trocito de queso azul, al gusto
. 50 ml de vino blanco
. Las hojas de tres ramitas de tomillo
. Una guindilla seca
. Aceite de oliva y sal

Así se hace:

Pica la cebolla muy pequeña y rehoga en una cazuela baja durante 10 o 15 minutos, que quede transparente.

Mientras trocea la calabaza en daditos como de un centímetro. Calienta el agua con la hoja de laurel y el diente de ajo chafado.

Añade a la cebolla la calabaza, el tomillo, la guindilla y un poco de sal y sofríe unos minutos.
Añade el arroz y rehoga un minuto. Añade el vino blanco y sube el fuego para que se evapore el alcohol.

Agrega un cacito del agua bien caliente y remueve con suavidad con una cuchara de madera hasta que se absorba. Repite el proceso hasta que el arroz esté tierno, unos 15 o 20 minutos.

Cuando el arroz esté listo, tiene que tener un poquito de caldo, añade el queso. Remueve con suavidad, rectifica de sal y sirve inmediatamente porque se convierte en No más clavos en cuestión de minutos...



jueves, 15 de octubre de 2015

Tarta Guinness


Esta tarta es una auténtica bomba.
Hablo de su sabor y de sus calorías, para que nos vamos a engañar.

Sorprende por el color del bizcocho, negro negrísimo, por su sabor (para nada a cerveza...) es como un brownie muy denso rematado por la cremosidad del frosting,

Una delicia.


























Necesitarás:
(He dividido por la mitad la receta original)

Bizcocho

. 125 ml de cerveza Guinness
. 125 g de mantequilla
. 200 g de azúcar
.  40 g de cacao puro en polvo
. 125 g de harina
. Una cucharadita de azúcar avainillado
. Dos cucharaditas de bicarbonato 
. 70 g de nata 35% mg
. Un huevo

Frosting

. 150 g de queso crema
. 180 g de nata 35% mg
.  75 g de azúcar glas

Así se hace:

Precalienta el horno a 180º

Vierte la cerveza en un cazo, calienta a fuego medio sin que hierva y funde en ella la mantequilla, reserva hasta que temple un poco.

Mezcla en un bol los ingredientes secos y mezcla con las varillas.

Bate los 70 g de nata con el huevo hasta que obtengas una mezcla cremosa, añade la mezcla del cazo y bate un poco.

Junta con los ingredientes secos y remueve hasta que todo esté bien integrado. Te quedará bastante liquido, no te preocupes, es normal.

Vierte en un molde untado con mantequilla y hornea durante 50 minutos a 180º, Si ves que se tuesta demasiado pon un poco de papel de plata.

Deja que se enfríe antes de desmoldar (no como hice yo...).

Para el frosting mezcla el queso con el azúcar glas y añade la nata que habrás montado previamente con movimientos envolventes.

Cubre el bizcocho y deja que caiga un poco por los lados.

Listo.